Boerse-online.de ha publicado un interesante artículo sobre las ventas en territorio alemán tomando como referencia los datos de GFK.

Como era de esperar, PlayStation 4 domina el panorama de manera contundente con 3,2 millones de unidades vendidas. Pero la verdadera sorpresa es que Wii U ha vendido más que Xbox One. Desde su lanzamiento Wii U ha vendido 750.000 unidades, mientras que Xbox One ha vendido 710.000.

Más preocupante son los datos que reflejan las ventas del 2016 en el país bávaro. PlayStation 4 sigue con su andamiento dominante con 460.000 unidades vendidas, Wii U 105.000 y en tercera posición tenemos la preocupante situación de Xbox One con tan solo 60.000 unidades vendidas.

Seguramente Microsoft esté todavía pagando las políticas de mercado decididas al lanzamiento de Xbox One, con la inclusión forzada de Kinect en el bundle a un precio mayor respecto a PlayStation 4. Dicha brecha ha ayudado a crear una base solida de usuarios por parte de Sony, aunque parece que con Xbox One S y Xbox Scorpio esa distancia podría acortarse.