Espero pronto que se termine el 2016, porque se está llevando a las figuras que han marcado generaciones enteras: Prince, David Bowie, Alan Rickman (Snape en Harry Potter), George Michael y hace pocas horas le ha tocado el turno a Carrie Fisher, más conocida por su papel como la Princesa Leia en la saga Star Wars.

Fisher sufrió un grave ataque al corazón el 23 de diciembre, del cual no ha podido recuperarse a pesar de que su condición se había estabilizado, pero era solo el último canto del cisne antes de expirar.