A diferencia de los sucedido con NES Classic el año pasado, cuando a pesar de su éxito era prácticamente imposible encontrarla en las tiendas, SNES Classic sí contará con un reabastecimiento continuo para que nadie se quede sin ella.

De hecho ha sido el propio Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo fo America, quien hablando con el prestigioso Financial Times ha asegurado que la nueva mini-consola cuenta con un incremento de unidades producidas muy superior a la anterior. Sugiriendo de esta manera que no habrá carestía a pesar del gran número de reservas ya efectuadas que han marcado un peligroso cartel de “Producto agotado” en prácticamente todas las tiendas del mundo.

De esta manera Nintendo espera que no se vuelva a producir la situación precedente en la que fue subestimado el atractivo del producto.