Dotnod Entertainment ha comunicado mediante su CEO, Oskar Guilbert, que Vampyr ha sido aplazado a la primavera de 2018 en PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Esperado para finales de este año, ha sido decido retrasar el lanzamiento para poder obtener el estándar de alta calidad deseado para el juego, y no comprometerlo solo para cumplir una plazo preestablecido. Desafortunadamente durante el desarrollo se han encontrado algunos problemas técnicos que han frenado el trabajo, aunque ahora todo parece estar resuelto y todo sigue normalmente como planeado, excepto por el hecho que el juego tendrá que esperar algunos meses más antes de ver la luz.

La buena noticia es que el tiempo adicional será usado para refinar el juego y equilibrar todo para que sea lo mejor que Vampyr puede ser.