Por raro que pueda parecer en mercado donde todos quieren lo último en tecnología y donde se habla diariamente de calidad gráfica, resolución y fluidez, el retrogaming domina en casa Nintendo, donde Classic Mini: Super Nintendo ha registrado durante los primeros días de lanzamiento en Japón 368.913 unidades vendidas, más que Nintendo Switch la cual ha conseguido llegar “solo” a 330.637 unidades.

Pero Classic Mini: Super Nintendo no solo ha superado Nintendo Switch, sino también Classic Mini: NES la cual registró 262.000 unidades vendidas durante los primeros días de comercialización en territorio nipón. Es decir, más de 100.000 copias vendidas con respecto a la predecesora.