The Legend of Zelda: Breath of the Wild es sin duda uno de los grandes protagonistas de la noche en los Game Awards 2017, no solo premiado como mejor juego de aventura y acción también ha conseguido su segundo premio de como mejor dirección.