Lo que esperábamos hace tres años parece que finalmente se está concretando en las nuevas consolas anunciadas por parte de Sony y Microsoft: resolución 4K. Aunque “4K” tiene un significado diferente dependiendo de la consola.

En el caso de PlayStation 4 Pro se habla de un upscale a 4K, mientras que los juegos desarrollados internamente por Microsoft y su conglomerado de estudios de desarrollo girarán a resolución 4K nativa en Xbox Scorpio.

Es lo que ha revelado Shannon Loftis, director general de Microsoft Studios Publishing, en una entrevista con USA Today:

Cualquier juego que estemos desarrollando y que sea lanzado durante el ciclo vital de Scorpio, lo haremos de tal manera que sea renderizado nativamente a 4K.

Por las palabras de Loftis se puede deducir que por ahora la resolución UltraHD nativa es una prerrogativa y un imperativo para los estudios internos, por lo que no se aplica a los estudios que no estén directamente implicados. De todas formas se trata de una diferencia técnica bastante amplia en comparación al upscaling usado por Sony de PlayStation 4 Pro.

¡Qué empiece la Segunda Guerra de Resoluciones!