Ubisoft ha anunciado que Assassin’s Creed III Remasteredestará disonible a partirl del 29 de marzo de 2019 para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Será posible adquirirlo de forman autónoma o como parte del pase de temporada de Assassin’s Creed Odyssey.

La edición Remastered será compatible con 4K y HDR en PC Windows, PlayStation 4 Pro y Xbox One X, además usará texturas de mayor resolución, y aprovechará al máximo un nuevo motor gráfico y otras mejoras gráficas. También se han mejorado la mecánica y la ergonomía del juego.

Assassin’s Creed III Remastered incluirá el juego completo, las misiones de un jugador de Benedict Arnold y los Secretos Ocultos, la Tiranía del Rey Washington y Assassin’s Creed III Liberation Remastered:

Assassin’s Creed III Remastered

Los jugadores encarnarán a Connor, un Maestro Assassin nacido en la bella y brutal Norteamérica del siglo XVIII. Tu tribu, al borde de una sangrienta revolución en ciernes, se verá amenazada por un grupo poderoso de personajes que buscan aplastar la Revolución Americana y controlar las trece colonias. Obligado a entrar en acción tras la devastación de tu pueblo, dedicarás tu vida a la causa de la libertad y te embarcarás en una misión que durará décadas para lograr ese objetivo.

La Tiranía del Rey Washington

Explora una versión histórica alternativa en la que uno de los mayores héroes de América, George Washington, sucumbe a la tentación de alcanzar un poder sin límites. Nace un nuevo rey cuyo reinado afectará a todos. Los jugadores deberán devolver la libertad a su pueblo, destronando al tirano al que nuestro héroe una vez tuvo por amigo.

Assassin’s Creed III Liberation Remastered

Sigue la evolución de Aveline en su lucha contra las fuerzas españolas en América del Sur, para conquistar la libertad para ella y su pueblo. Aveline, mujer de fuertes convicciones, lucha en la Nueva Orleans del siglo XVIII, una ciudad en la que está a punto de estallar la rebelión ante un Imperio Español que impone su ley. Embárcate en una épica aventura que la llevará desde las atestadas calles de Nueva Orleans, pasando por ciénagas atenazadas por el vudú, e incluso antiguas ruinas mayas.