Ayer noche, Cliff Bleszinski anunció al mundo que el estudio que fundó hace cuatro años, Boss Key Productions, ha efectivamente cerrado las puertas.

Cuando CliffB y su equipo empezaron, la idea era la de crear juego de clase mundial y para eso contrataron algunos de los mayores talentos presentes en la industria. Después de meses trabajando en el MOBA de acción LawBreakers, el cual prometía muy bien sobre papel pero con una jugabilidad discutible y tal vez por este motivo no fue capaz de atraer a la gran audiencia (ni a la pequeña audiencia). En un último intento hace pocas semanas fue publicado el interesante battle royale free-to-play Radical Heights (cuyos servidores seguirán activos todavía durante un tiempo), pero a pesar de haber ser recibido mejor que LawBreakers, ha sido demasiado tarde para poder sostenerse por sus propios medios.

Por su parte Cliff ha decido tomarse un tiempo alejado para relajarse, reflexionar y pasar tiempo con su familia, pero seguramente volverá algún día para hacer algo nuevo.