Agony ha llegado hoy al mercado con más censuras de lo que se esperaba originalmente, y por ello Madmind Studios había preparado un parche para la versión PC del juego que introduciría nuevamente las escenas cortadas.

La censura de varias escenas fue necesaria para conseguir una clasificación PEGI estándar (aún así solo aconsejado para mayores de 18 años). Entonces el estudio pensó que sería posible publicar un parche con el que introducir una opción para que los jugadores pudieran activar las escenas eliminadas; pero finalmente por motivos legales este parche nunca verá la luz.

De todas formas el estudio ha explicado que esto no tendrá un gran impacto visto que se trata simplemente de algunos fragmentos de dos de los siete finales y algunas escenas desbloqueables post-finalización del juego. Otras escenas, en cambio, han sido reelaboradas para poder ser aceptadas junto al resto del gore, escenas de sexo brutal de todo tipo, genitales, ojos arrancados, cabezas explosivas y violencia de todo tipo; por lo que no hay de que preocuparse, sobran contenidos controvertidos en Agony.