El momento de Destiny no parece ser de los mejores, con un la ausencia de un plan bien delineado para este 2016 ahora se añade la marcha de Harold Ryan, quien desde el 2000 había sido el CEO de Bungie.

No han sido reveladas las razones del porqué Ryan haya decido dejar la compañía, pero su puesto ha sido cubierto por Pete Parsons quien hasta ahora había cubierto el rol de COO.

Parsons se ha mostrado optimista en sus declaraciones, obviamente no puede dejar que se refuerce el pesimismo que ya hay en el aire dada la situación:

Seguimos comprometidos con la creación de grandes experiencias en Destiny.

Quiero que sepáis que mi prioridad número uno, y de Bungue, es y siempre será lanzar grandes juegos que podamos compartir todos juntos.

Creo que Destiny es una experiencia única. También creo que todavía no habéis vistos la mejor creación de nuestro estudio. Mi nuevo rol aquí en el estudio estará completamente centrado en cumplir esa promesa.