El 23 de mayo de 2016, día previo al lanzamiento oficial de Overwatch en las tiendas murió un chico de veinte años mientras perseguía a un ladrón.

El joven en cuestión se llamaba Wu Hongyu y vivía en la ciudad de Guangzhou (o Cantón) en China. Un ladrón había robado la moto de su amigo y en un intento por recuperarla lo persiguió, desgraciadamente no hubo final feliz y acabo perdiendo su vida.

La administración de la ciudad de Guangzhou lo ha declarado héroe de la ciudad y Blizzard, sabiendo que era un gran fan y esperaba con ansias poder jugar a Overwatch lo ha homenajeado de forma muy especial. En el mapa Lijiang Tower es posible encontrar un traje de astronauta con el nombre de Hongyu y una frase en chino que traducida significa “Los héroes no mueren nunca”.

Descansa en paz Hongyu.