Varios miembros de prensa ya hemos tenido la oportunidad de probar la nueva demo de Final Fantasy XV que Square Enix ha preparado para la Gamescom 2016, y salta a la vista como el juego realmente necesita dos meses más para refinar varias características, incluido el aspecto gráfico.

Algunos de los puntos críticos son el frame-rate que sigue siendo bastante inestable con subidas y bajadas constantes, sobre todo en los encuadres cercanos durante las escenas de intermedio. También se habla de un downgrade gráfico respecto a las dos demos de “Episode Duscae” en pro de una fluidez mayor. En el caso de la resolución sigue siendo dinámica, por lo que se adapta al momento de la aventura en el que nos encontremos y dependiendo de la cantidad de enemigos que hayan en pantalla, o incluso algunas secuencias en las que vemos una perdida de detalle evidente, sobretodo en por lo que respecta el cabello.

Por otra parte también puntos buenos como una jugabilidad y la música. La primera tiene ha obtenido una buena crítica en general, con un sistema de combate más refinado respecto a la Episode Duscae, donde no solo Noctis, sino el resto de miembros del grupo pueden cambiar en cualquier momento el arma primaria y secundaria. De la misma manera la música parece haber evolucionado bastante, resultando más épica y compleja comparada a las de las demos precedentes.

Final Fantasy XV será lanzado el 29 de noviembre para PlayStation 4 y Xbox One.