Pokémon GO ha sido fulcro de noticias descabelladas desde el día de lanzamiento, desde cuerpos muertos encontramos, hasta chicos invadiendo una propiedad privada en medio de la noche.

La última llega desde Taiwan donde una verdadera masa de personas se ha vuelto loca atascando una calle entera mientras intentaban capturar un Snorlax.

De hecho el barrio de Xinbeitou parece ser la meta preferida de los “entrenadores” que se reúnen para encontrar pokémons raros, tanto que a veces es necesaria la intervención de las fuerzas del orden para dispersar el gentío.