Como sabéis Sony ha confirmado la existencia de la nueva PlayStation 4 durante el E3 2016, después de que Microsoft revelara Project Scorpio, pero al parecer no le gusta que se le añadan los subfijos “NEO” o la llamen “PS4K”, dado que sigue siendo la misma consola pero con un mejor hardware.

Ha sido precisamente Atsushi Morita, presidente de Sony Interactive Entertainment Japan and Asia, quien ha afirmado que la nueva PlayStation 4 seguirá siendo la misma consola, o mejor dicho una evolución de la misma como sucede con los PC  o los smartphone, siendo un mismo modelo con mayor potencia de computación.

El objetivo es el de mejorar la experiencia de usuario y no revolucionar el ecosistema existente, podríamos decir que se intenta cumplir con las expectativas que los usuarios tenían a principio de ciclo.