Hajime Tabata, director de Final Fantasy XV, ha vuelto a hablar de la estructura que conformará la historia y el mundo de juego definiéndolo como una combinación perfecta entre mundo abierto y juegos lineares.

A medida que viajéis a las varias zonas, encontraréis enemigos diferentes y podréis tomar caminos diferentes, que consetirán enfrentaros a situaciones únicas.

Durante estas fases podréis observar las ramificaciones del sistema de crecimiento de los personajes y las varias habilidades.

Cada zona representará un paso adelante en la aventura. El modo en el que se desarrolla la historia no entrará al 100% en los cánones del mundo abierto, pero se tampoco se puede definir exactamente como un juego linear.