Deep Silver y 4A Games han anunciado el pase de temporada de Metro Exodus, originalmente llamado Expansion Pass.

Habrá dos DLC centrados básicamente en la historia del juego, además de incluir historias completamente nuevas del mundo de Metro. En vez de Artyom, los jugadores tendrán la oportunidad de ver a través de los ojos de un personaje totalmente nuevo y de uno de los Spartan Rangers, el único americano de la Aurora, Sam. Ambos estarán disponibles como parte del Expansion Pass, pero también estarán disponibles para comprarlos de forma separada. 

Los Dos Coroneles

Próximamente, en verano de 2019, la primera historia que vivirán los usuarios, Los Dos Coroneles, trata sobre el Coronel Khelbnikov, bajo tierra, justo debajo de la ciudad destruida de Novosibirsk, acerca de su vuelta a casa, junto a su hijo, por Año Nuevo.

Pero las personas no están a salvo ahí: el lodo está consumiendo los túneles totalmente, los ataques de mutantes parecen estar en alza y el preciado “material verde” que protege a la gente del envenenamiento por radiación se está agotando. Con el fin de asegurar la supervivencia para cualquiera de estas personas, aquellos que están al mando deberán de tomar medidas drásticas.

Sigue el viaje y las vivencias de Khlebnikov durante los últimos últimos días de Novosibirsk, los cuales recuerda el Coronel Miller un año después, los jugadores podrán disfrutar de la narrativa clásica de la saga de Metro en esta nuevo capítulo lineal, junto con un arma completamente nueva, el mortal lanzallamas, escenarios claustrofóbicos y la ya conocida tensión que te deja los pelos de punta.

La historia de Sam

El segundo DLC de Metro Exodus contará la historia de Sam.  La expansión llevará a los jugadores a principios de 2020, a un nivel de mundo abierto basado en Vladivostok, completamente nuevo. Sam, un marine estadounidense de la embajada de Moscú antes de que las bombas cayesen, siempre soñó con volver a su hogar, y quizás, encontrar viva a su familia. La idea parecía imposible en los oscuros túneles del metro, pero cuando los Spartans descubrieron que Moscú no fue la única ciudad que sobrevivió tras la guerra, ya no se sentía tan estúpido manteniendo la esperanza.

Sam comienza su camino alejándose de la Aurora, en busca de una forma de regresar a EE.UU, hasta llegar a los restos del puerto, las fábricas y los barrios destruidos por el tsunami de Vladivostok. Para completar su viaje, Sam descubrirá que necesitará cada táctica que ha aprendido hasta ahora para sobrevivir, ya que el escenario es mucho más peligroso de lo que esperaba.