Desde el canal YouTube the Candyland llega el primer vídeo comparativo entre las versiones Xbox One y PC de Quantum Break que a primera vista parecen muy similares.

La diferencia más evidente entre ambas versiones son las sombras muchos más definidas en PC, mientras que en Xbox One han sido escaladas (muy escaladas).

Como ya hemos dicho antes Quantum Break es un título más bien exigente, de hecho las pruebas han sido hechas con una máquina de gama alta con un Intel Core i7 6700K, 16 GB de RAM DDR4 (sí DDR4) y una GTX 980 Ti Super Jetstream (la versión más potente hasta hoy de la GTX 980). Esta claro que el hardware de Xbox One palidece en comparación.