THQ Nordic ha anunciado esta mañana la adquisición de Koch Media, propietaria de la editorial Deep Silver que se encarga de publicar propiedades intelectuales como Metro y Saints Row.

La operación de 121 millones de euros incluye las sedes en Europa y Norteamérica donde se incluyen los estudios de Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y todas las oficinas en muchas ciudades europeas. Obviamente también están incluidas todas las propiedades intelectuales, especialmente las franquicias AAA Stains Row, Dead Island y Metro. Pero no solo juegos sino también los negocios relacionados con la cinematografía y la producción de películas alemanas e italianas.

Podéis leer todos los detalles de la operación AQUÍ.