Bethesda Softworks y ZeniMax Online Studios ha anunciado que ya está disponible la primera gran actualización de 2018 para The Elder Scrolls Online en PC (llegará el 27 de febrero también en PlayStation 4 y Xbox One) con la que son introducidas nuevas funciones y mejoras junto  al DLC Dragon Bones que añade dos nuevas mazmorras.

El DLC Dragon Bones incluye dos mazmorras nuevas: Scalecaller Peak (Cumbre de la Invocadora de Escamas) y Fang Lair (Guarida de los Colmillos), que están disponibles en los modos normal y veterano. Los jugadores también reciben recompensas en forma de nuevos conjuntos de objetos y monstruos, objetos coleccionables y logros, además de la Renegade Dragon Priest mask (máscara de Sacerdote Dragón Renegado), con tan solo entrar en una de las mazmorras. El paquete de contenido descargable Dragon Bones es gratuito para todos los miembros de ESO Plus y estará disponible en la Crown Store para que puedan comprarlo los que no sean miembros.

Los aspectos más importantes de la actualización 17 son:

El lanzamiento de la actualización 17 tendrá lugar junto al de Dragon Bones e incluirá muchas mejoras gratuitas para todos los jugadores de TESO:

  • El sistema de atuendos, que os permitirá personalizar vuestro aspecto, sin importar el equipo que llevéis.
  • Dos nuevos campos de batalla: Mor Khazgur y Deeping Drome (Caverna profunda) (requieren TESO: Morrowind)
  • Almacenamiento en viviendas, que os dará la oportunidad de guardar objetos en vuestro hogar.
  • Un sistema de subida de nivel y una herramienta de asesoramiento de habilidades completamente nuevos, que os ayudarán a hacer avanzar vuestro personaje con sugerencias y consejos intuitivos, y útiles recompensas.